9 estrategias para desconectar del trabajo

9 estrategias para desconectar del trabajo, que pueden ayudarte en tu día a día.

La mayoría de las personas dedicamos muchas horas físicas al trabajo, pero para algunos, la jornada laboral no concluye al dejar el puesto, sino que persiste en sus pensamientos durante el tiempo libre, agotando la escasa energía disponible para otras actividades.

Si no aprendemos a desconectar y descansar en nuestro tiempo libre, gradualmente nos agotaremos física y emocionalmente. La acumulación de estrés puede ocasionar fatiga física, insomnio, problemas gastrointestinales y/o dermatológicos, además de un cansancio mental que disminuirá nuestra creatividad, afectará nuestra motivación y reducirá nuestro interés en perseguir nuevas metas.

En cualquier ocupación, es posible experimentar estrés si carecemos de recursos para desconectar del trabajo en el tiempo libre. Por tanto, es esencial conocer estrategias que ayuden a prevenir y reducir el estrés, permitiéndonos disfrutar del tiempo libre. Algunas de estas estrategias son:

  1. Establecer físicamente un lugar donde las preocupaciones laborales deben quedarse. Imaginar que al salir del trabajo y cerrar la puerta, todo lo relacionado con él queda atrapado en ese espacio sin acceso, hasta que se abra nuevamente la puerta.
  2. Aprender a relajarse mediante técnicas de respiración o relajación muscular.
  3. Programar momentos diarios para actividades placenteras. Aunque las vacaciones ayuden a recuperarse del estrés laboral, sus efectos son limitados si no se dedican momentos semanales para desconectar.
  4. Practicar ejercicio físico, para aumentar los niveles de endorfinas, serotonina y dopamina, generando sensaciones de bienestar y efectos antidepresivos.
  5. Establecer nuevos retos y superarlos para aumentar la sensación de eficacia, confianza y autoestima, y desarrollar nuevas habilidades.
  6. Distraerse con diversas actividades, como tareas domésticas, cuidado de los hijos, ver televisión o leer, para olvidarse del trabajo y centrar la atención en otras cosas.
  7. Establecer momentos de descanso, y desconectar la mente del trabajo durante ese tiempo.
  8. Desconectar de la tecnología, apagando el móvil laboral en las horas libres, y evitando el uso del ordenador si se utiliza para trabajar.
  9. Disfrutar de la compañía de otras personas, pasar tiempo en familia, con la pareja o amigos.

En resumen, es crucial no permitir que el trabajo absorba todo el tiempo disponible que tenemos para disfrutar de la vida.

 

Comparte este artículo:
Facebook
Twitter
WhatsApp
Pinterest

Soy Dolores Rizo Vidal

Licenciada en psicología por la UNED.

Deja un comentario

Comentarios cerrados